Estados Unidos es un país de norteamericanos, ese fue el error latino.

trump_make-america-great-again

Por: José Barraza

Barranquilla, Colombia – Noviembre 6 de 2016.

Muchas cosas se han dicho alrededor de la elección de Dunald Trump como nuevo presidente de los Estados Unidos, el país más poderoso del continente americano, y sí, es apenas lógico por lo irreverente de este personaje que sin ser político tradicional llegó a la casa blanca sacando las esperanzas de muchos latinos de jonrón en su primer “turno al bate” (ojo, al latino indocumentado, eso hay que aclararlo). Pero, en mi opinión personal, eso está bien, fue la decisión del ciudadano americano, no sólo el nacionalizado, sino, el americano puro, y en mi opinión repito, el verdadero ciudadano norteamericano, el mismo cuya generación viene de padres y abuelos nativos de ese país (no es una generación perfecta, y algunos no son los mejores amigos de las minorías) ¿pero quien carajo lo es en este mundo?

Y voy a ti, al ciudadano latino que tomó la decisión de abandonar su país dejando atrás a la nación que te necesita y a la cual le diste la espalda, para ir a gozar privilegios “sin trabajar”, este mensaje y espero ser claro, va para aquellos latinos que se acostumbraron como dice el Gran Combo a “vivir sin trabajar”, los que literalmente se “achantaron” a recibir por años los subsidios estatales y nunca se han esmerado por salir adelante para luego regresar a su país y contribuir con el crecimiento de su nación. Porque prefirieron vivir en un país donde no son bien recibidos y peor aún, la mayoría ni si quiera trabaja por mejorar las condiciones de aquellos que dejaron olvidados en sus naciones de origen, y voy a recordar algo que quizás va a caer mal, pero es una realidad, ESTADOS UNIDOS DE NORTE AMÉRICA, es el país de los norteamericanos, no el de los cubanos, no el de los mexicanos, no el de los venezolanos, no el de los colombianos, no mi querido lector, usted es sólo un forastero y la única forma de ser valorado y apreciado por un país diferente es que usted sea más productivo para esa nación de lo que lo son sus ciudadanos, porque si algo nos ha enseñado la historia, es que “América” sólo abre las puertas cuando usted es útil para América”, su sistema que se soporta de miles de millones que paga el ciudadano americano necesita que este sea útil para él mismo, esa ha sido la tradición política americana, de otra forma, hace muchos años hubiese contribuido a que otras economías de la región (dentro del continente americano) fueran productivas y auto-sostenibles, por el contrario, sólo ha buscado por años hacer negocios con otras potencias económicas que han surgido por el mismo trabajo y esfuerzo de sus propio ciudadanos, el primer gran error del latino, que sale con muchas realidades en su contra a trabajar para el mismo en un país que necesita que trabajen para él, lo dijo el trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, en su discurso inaugural un 20 de enero de 1961: “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país.”. Y esa frase inolvidable, resume cómo funciona el sistema de los americanos, si trabajas duro por los Estados Unidos, no esperes reconocimiento, trabajar duro, es tu responsabilidad por vivir en esa tierra.

El voto latino buscaba esconder esa realidad, cientos de ciudadanos americanos, creen que la contribución extranjera en los últimos años ha servido más para subir sus impuestos y alimentar un grupo de personas que no se esfuerzan por el país donde viven, esa es la percepción del americano que lleva más de 2 generaciones en ese país, y más aún, el americano blanco sin estudio universitario, porque sí, Estados Unidos no es un país perfecto, allí también hay miles y cientos de personas que nunca pudieron ir a una universidad por falta de recursos económicos, los mismos que votaron por Trump, quienes creen que un empresario puede hacer más que un político por su país, los mismos a quienes les incomoda ver a cientos de “no contribuyentes” cobrar dinero de sus impuestos por medio de proyectos estatales para extranjeros indocumentados, su opinión es que ese dinero, que sale de sus bolsillos, debe terminar en beneficios para quienes sí trabajan por su país, por eso yo vivo y trabajo duro por mi país, COLOMBIA, donde no tengo el rechazo de nadie y aunque mi gobierno no es perfecto, tengo el claro compromiso de ser mejor para mi país y para mi familia, quienes por cierto heredarán lo que yo hice con mi sudor y sacrificio. Ese es el pensamiento de los seguidores del controvertido magnate y nuevo presidente electo de los Estados Unidos de Norte América: “América, para los americanos”, no, para los extranjeros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s