TODOS TRABAJAMOS PARA MAJOR LEAGUE BASEBALL – Capítulo 03

campo de comfenalco
By Jose Luis Barraza Henriquez / #FrenteColombiaEsBeisbol
Sábado 02 de Marzo de 2013 07:54 AM Col.
Sígueme en twitter como: @JoseBarrazaCOL

Hoy Presentamos:
EL BIG LEAGUERS INSTITUTE

Hace un par de años, algo muy triste ocurrió en la ciudad de Barranquilla, varios campos de béisbol, fueron demolidos y exterminados, para construir sobre ellos centros de educación y centros de tención medica. A mi forma de ver (opinión personal), lo malo no fue que la ciudad ganara un nuevo centro educativo, ni que nos hubieran arrebata el “Capi Arieta” (antiguo estadio de béisbol ubicado en la calle Murillo con Kra 4), lo malo fue que nunca lo reubicaron (ni lo reubicarán), ni tampoco, en el colegio que se construyó allí, se tuvo la idea, de seguir con la tradición de continuar con la pelota y dejarle un pequeño campo, así fuese, para la categoría iniciación (niños de 5 y 6 años de edad), nada de eso pasó y si alguno de quienes están leyendo esta nota se pasan por el hoy Colegio Olga Emiliani, se darán cuenta que en la parte de atrás del colegio, lo que antes era el Right Field del estadio, verán un espacio considerable, lleno de monte, donde ni los propios niños que estudian allí juegan, pudiendo haber sido ese, un campo para que los mas chiquitines del colegio, aprendieran a jugar el deporte REY.

Pero esto automáticamente, me dio paso a una idea que si la sabemos plantear y plasmar tanto en el papel como la realidad, podría ser nuestra salvación, y no solo para el béisbol, si no, para todas las disciplinas deportivas. Esto es lo que a mi, se me ocurre:

Que pasaría si las ligas de béisbol, diseñaran un proyecto escolar llamado, por poner un ejemplo, EL BIG LEAGUER INSTITUTE, donde con el respaldo de Comfenalco (o cualquier otra caja de compensación) y MLB (para su administración, OJO, no para su sostenimiento) se licita ante la secretaría de educación nacional para la construcción de un nuevo modelo educación basado en el deporte como matería base. Colegios especializados en una (o varias) disciplinas deportivas, en este caso, el béisbol por poner una deporte prototipo.

En Cartagena debo reconocer el magistral trabajo que Comfenalco hace por el deporte de Bolívar, sus instalaciones, dotadas de campos de béisbol, canchas de voleibol y baloncesto, por nombrar otros deportes que allí practican, es como dicen los mismo cartageneros: “batbaro compa”. Entonces, porque la gente del béisbol no pueden ser administradores de instituciones públicas donde en vez de un playón de recreación, se tengan campos de béisbol, donde los muchachos estudien en la jornada de la mañana, almuerzan en el colegio (lo que ahora llaman jornada continua) por la tarde continúan en la institución practicando en el programa de béisbol y como si fuera poco, con un escenario bien iluminado, tomarían la noche no para irse pa la esquina, pa la maquinita o pa la nintendería, si no, para jugar béisbol y rescatar el deporte colegial y de paso, rescatar el béisbol menor nocturno, y mejor aun, con la seguridad que brindaría un colegio para sus asistentes, como lo hacen en los Estados Unidos donde la luna no transforma a parques y canchas en “centros descontrolados de consumo”, si no, que brinda a la própia comunidad una cartelera de actividades para el entretenimiento de la familia.

Por un lado, si nos detenemos a pensar, Major League Baseball nunca jamás daría dineros para infraestructura en ningún país que no sea el mismo EEUU, pero por otro lado, ellos si enviaría entrenadores a capacitar tanto a los jugadores, como a los mismo profesores de la institución por 4 años si fuera posible, ellos incluso, aportarían con el tema de implementos, porque ellos si aportan para este tipo de iniciativas bolas, uniformes, guantes y todo lo que se necesita para jugar el béisbol.
Dennis Schutzenhofer
Por el otro, tenemos a Comfenalco, a quien admiro mucho por su trabajo en la ciudad de Cartagena y quienes tienen amplia experiencia en el manejo y administración de instituciones educativas públicas, sin mencionar su labor como caja de compensación familiar (pero podría ser cualquier caja, no quiero que esto parezca publicidad politica pagada).
Ahora, donde comenzarían estos proyectos, yo propongo que sea en los pueblos, donde más problemas hay en materia de deserción escolar y nutrición (ojo, señores gobernadores, estos si deben ser los proyectos que ustedes deberían impulsar y ejecutar para sus municipios, y no votar la plata dando uniformes y cosas que al final no darán una solución a largo plazo, hay que encontrar la ecuación, pero ya hemos nombrado muchas variantes y eso nos hacerca más a la verdad), y donde paradójicamente con o sin un pan en el estomago esta gente no ha dejado de jugar béisbol desde que a sus manos llegaron un guante, una bola y un bate, pero claro, esa es mi opinión, no se que pensara otro, yo les podría hasta sugerir que en Atlántico por ejemplo lo haría en Repelon o Luruaco sin pensarlo dos veces, en Bolívar lo haría en María La Baja o Malagana, en Sucre lo hago en Santiago de Tolú, en Montería lo hago en Cereté, en Magdalena me llevo el proyecto para Ciénaga y en el resto del país hiciera exactamente lo mismo. Lugares sobran, falta como dice mi amigo Tito Quintero: “voluntad”, o quizás como dice Curtis Wallace: “ideas hay muchas, lo que falta es dinero”. Yo sigo creyendo plenamente que dinero no es, porque en Colombia hay plata para todo, sobra tanta, que hasta roban, y algunos entendidos de la política se atreven a decir, que: “con tanta plata que hay en las Alcaldías y Gobernaciones que hasta el más santo se corrompe”, o tal vez como dice mi viejo “Copiro”: lo malo no es que roben, si no, que roben y no hagan nada. y quien sabe si en verdad eso es así, pero no quiero jugar al abogado del diablo, si no, darles a conocer una iniciativa que puede resultar no solo con el beisbol, si no con todas las disciplina de Colombia, colegios con énfasis en deportes como materia base donde quienes asisten a sus aulas, estudien y trabajen para convertirse en atletas de alto rendimiento, con aulas y campos acondicionados no solo para entrenar y jugar, si no, para desarrollar torneos que duren todo el año, torneos locales, zonales, nacionales y sean lugares óptimos para recibir visitas internacionales, yo creo que esto puede funcionar (y créanme que para mí, creer importa, hagas lo que hagas), y para la muestra de un botón, váyanse a Comfenalco Saragocilla en Cartagena y se darán cuenta que no es imposible imaginarse que las ligas pueden emular ser licitantes de colegios públicos y administrarlos sin ningún problema así como hoy lo hacen muchas cajas de compensación familiar en el país. Con Fe, espero que estas palabras no lleguen a personas importantes, si no, a personas útiles.

Si están interesados en saber más a fondo sobre este tercer capítulo pueden escribirme a: josebarrazaceo@gmail.com

TODOS TRABAJAMOS PARA MAJOR LEAGUE BASEBALL es una serie propositiva donde su creador Jose Luis Barraza Henriquez, hace una serie de propuestas e ideas con el único fin de aportar para el crecimiento del béisbol en su país – Todos los Derechos Reservados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s