UN EQUIPO, MIL MUNDOS

brian-cashman1-540x359
Un equipo de béisbol es quizás una de las cosas mas difíciles de manejar para un profesional llámese Manager o Gerente. Entender todo lo que ocurre dentro de un colectivo multi-carácter fue una experiencia que quise experimentar desde adentro y me atreví a entrenar un día con el equipo Leones de Montería y la verdad pude palpar, ver y escuchar cosas que quizás desde las gradas no las apreciaría ni por un instante.

Como jugador llegué a la hora pactada de entrenamiento, 02:00PM, los jugadores, la mayoría llegando rápido para no arrancar tarde se uniformaban y de inmediato pal play, sus ánimos estaban calentados por el suave sol que reposa en el 18 de Junio después de almuerzo.
Todo inicio con una oración, luego vino la rutina de Streching que duró alrededor de 15 Min. Aprox. los lanzadores trabajaban con los lanzadores, los jugadores de cuadro y jardineros trabajaban en otro grupo.

Los mas interesante ocurrió cuando termino en calentamiento, si hubiese estado desde la grada muy seguramente hubiese ignorado lo que pude descubrir desde adentro.

En el terreno, lo que mas me impresiono fueron los grupos de mundos que se reúnen y se forman, porque, lo que aparenta ser un todo, en realidad es la suma muchos tantos.

Dominicanos con Dominicanos, veteranos con veteranos, rookies con rookies, aparte de los grupos que se arman por posiciones, y todos conversando sobre temas completamente diferentes.

Los novatos hablaban de su año en Dominicana o Arizona, los agentes libres hablando sobre los peloteros en Grandes Ligas: “Ese tipo jugo con migo, era un bárbaro”, o donde podría jugar para el 2013, los veteranos algunos hablaban de la calidad o falencias de los novatos, del juego anterior, todo mezclado con un poco de risas y anécdotas por su recorrido por la pelota.

Por otro lado estaba el Manager trabajando con un grupo de peloteros bateo largo y quien aparentaba no estar pendiente del resto del equipo, pero que muy sigilosamente observaba lo que todos estaban haciendo: “yo desde aquí veo, quien trabaja y quien solo habla” dice Edinson De Ávila quien ese día dirigía el entrenamiento y le daba consejos a los muchachos en su mecánica de bateo.

Toda esta mística que esta alrededor del beisbol por otra parte se combina con la forma de llevar bien el negocio y cuando hablamos de negocio nos referimos a la dura tarea que les toca llevar a los gerentes de equipos al momento de negociar los sueldos con cada uno de estos peloteros que tienen su forma de pensar y que se valoran muy diferente a como los ve el ejecutivo de beisbol, ya que en el papel todo gerente tiene un equipo armado y sostenible financieramente hablando, pero, es difícil tratar de mantenerlos a todos contentos con sus contratos, mantenerlos encendidos con el equipo y evitar que otro club se los lleve.

Es aquí donde el capataz y el ejecutivo deben ser una sola mano para no dañar esa vibra con los jugadores y mentalmente sobrellevar un equipo positivo frente a los retos por muy difíciles que parezcan, que ambos obtengan el mismo respeto y admiración de los jugadores, y así de esta manera el pelotero pueda sentir la confianza necesaria que lo llevara a darlo todo por el equipo, a jugar por la camiseta, por el fanático y por el orgullo, no por el dinero. Ya que muchas veces los mismos jugadores ganan mas dinero que el mismo Manager, entonces como manejas tu la personalidad de una persona que esta por encima que ti en la nomina del equipo? Esa es la tarea de un buen Manager, el que transmite su estilo de juego y logra que todos los jugadores confíen en sus convicciones aun en las situaciones mas difíciles del juego para consecución de los objetivos, que todos jueguen para beneficio del equipo y no para beneficio propio, que las metas sean colectivas y no particulares, es allí donde los equipos se ganan los campeonatos o se ganan el abandono y el repudio de sus fanáticos.

Estas cositas pequeñas son las que juegan un papel fundamental en la gerencia y la dirección de un equipo profesional.

Sacar y potencializar a esos jugadores para que den lo mejor de sí día a día con el único fin de realizar el plan colectivo de la organización.

Manejar grandes grupos de personas no es para nada fácil, pero una cosa si es cierta:
Aquí el que no trabaja tiene la banca pegada al tobillo o peor la puerta de salida abierta, a los que están enfocados en demostrar que son profesionales en esto, siempre tendrán la oportunidad y esto lo saben los Managers “ese pequeño Dios” que todo lo ve y que mantiene su atención en la exploración continua de este universo de mentes que recibe a su disposición. Y todo esto ocurre en apenas una aparente práctica.

TREMENDO, mis respetos a Gerentes y Managers de beisbol donde quiera que se encuentren.

Escribiendo desde Barranquilla: Jose Luis Barraza Henriquez integrante del #FrenteColombiaEsBeisbol
Sigueme en twitter como: @scoutscritor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s