CARL “KING” HUBBELL, SUPER HÉROE DEL JUEGO DE ESTRELLAS DE 1934.


El extenso historial del JUEGO de ESTRELLAS incluye hazañas extraordinarias de los consagrados del béisbol de GRANDES LIGAS. En el exclusivo escenario de glorificación del pasatiempo que resulta ser el choque de los astros de la LIGA NACIONAL y LIGA AMERICANA. Un nombre sale a relucir acto seguido al mencionar a los héroes máximos del JUEGO de ESTRELLAS de las MAYORES. Es CARL “KING” HUBBELL, lanzador de los GIGANTES de NUEVA YORK en la década de los años treinta. La única aclaración pertinente es que HUBBELL hay que ubicarlo en el nicho privilegiado de súper héroe del JUEGO ESTRELLAS. La hazaña incomparable en los anales del gran clásico se produjo el 10 de julio de 1934 en el POLO GROUND, hogar de los GIGANTES. Hubbell se vistió de gala al enfrentarse a la situación más difícil que ha confrontado lanzador alguno y salir airoso con una actuación sin precedentes en el JUEGO de ESTRELLAS. Su hazaña se mantiene incólume, incomparable y resulta casi imposible de duplicar. Ufff, se enfrentó a la alineación más poderosa que haya existido o pueda presentarse en el gran clásico y se cubrió de gloria. Hay un dato curioso que revela que HUBBELL estuvo a punto de convertirse en un fracaso histórico antes de vestirse de gloria.

El exceso de precaución por las instrucciones del dirigente de la LIGA NACIONAL lo colocó al borde de un colapso total. Gaby Harnett, un receptor siempre alerta y ágil de raciocinio, sacó a HUBBELL de tremendo atolladero y lo puso en la ruta consagrada como súper héroe de todos los tiempos en el JUEGO de ESTRELLAS. Bill Terry era piloto de la LIGA NACIONAL, excelente inicialista y bateador de 400 puntos, era un genio de estrategia beisbolera. Terry estaba sobre-ansioso de ganarle a la imponente novena de la LIGA AMERICANA.

Reunió a sus estrellas y las alentó a ganar y poner el nombre de la LIGA NACIONAL en al cima. Terry dedicó la mayor parte del tiempo a instruir a HUBBELL sobre cómo debía lanzarle a la terrorífica alineación de la LIGA AMERICANA. Miren que clase de estrellas amigos lectores, a los conocedores del béisbol de aquella época les sonaran estos nombres. Charlie Gehringer, Heinie Manush, Babe Ruth, Lou Gehrig, Jimmy Foxx, Al Simmons, Joe Cronin y Bill Dickey. Para que tengan una idea de la potencia de estos caballotes hay que mencionar que entre Ruth, Gehrig, Foxx, Simmons y Cronin (todos en el Pabellón de la Fama) batearon más de (2,000) cuadrangulares en las MAYORES. Vamos a ver las instrucciones que Terry le dio a Hubbell, “ PRECAUCIÓN SERA TU PRINCIPAL ARMA CONTRA ESOS ASESINOS”. Gehringer abrió el escenario con sencillo, cauteloso con MANUSH, el estelar zurdo de los GIGANTES le concedió base por bolas. Amigos lectores, el POLO GROUND parecía una casa de locos cuando venían a batear en sucesión Ruth, Gehrig y Foxx, y sin nadie fuera. Jamás un lanzador estuvo en semejante aprieto, los fanáticos de la NACIONAL pedían a gritos que sacaran a HUBBELL y los de la AMERICANA deliraban de gozo.

Harnett pidió tiempo y fue a la lomita de los suspiros y le dijo a Hubbell, “MIRA, OLVIDA LA VERBORREA DE BILL TERRY EN CUANTO A LANZAR CON CAUTELA”. Desde ahora en adelante vas a lanzar “screw ball” a todos estos tipos sin importar nombre o reputación. El astro zurdo asintió con la cabeza y se ajustó la gorra. Vamos a entrar de lleno amigos en lo aconteció, Babe Ruth recibió un ponche sin poderle hacer swing a tres lanzamientos. Venía a batear el temible Gehrig recibiendo el mismo postre y Foxx se abanicó en cuatro servicios de Hubbell. La multitud de más de (50,000) parroquianos se quedaron mudos, era casi imposible creer lo que habían presenciado. Hubbell había ponchado en ristra y con solamente (10) lanzamientos a los tres mejores jonroneros en la historia de las mayores. En la segunda entrada poncho en línea a Cronin, Simmons y Dickey para completar seis ponchados en línea. En la tercera entrada la cerró HUBBELL obligando a Ruth a batear para doble matanza. Para HUBBELL fue la hazaña ser súper héroe, una hazaña que se acepta es imposible de igualar por los astros que estuvieron envueltos en ese famoso JUEGO de ESTRELLAS de 1934.

Escribiendo desde Puerto Rico: Edwin “KAKO” Vazquez – Historiador de Béisbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s